Marrakech IV. Lo imprescindible










Click en la foto para acceder al artículo.

Marrakech es, sin duda, una de las pocas ciudades marroquíes que merecen una estancia de más de un día para poder, al menos, atisbar una somera idea de lo que és en la actualidad y lo que ha representado históricamente para el conjunto del pais.- No obstante, la realidad de la mayoría de los viajes es que en apenas una semana o diez días queremos abarcar tanto que no nos dá tiempo a captar gran cosa, sacrificando muchas veces la calidad de las visitas por la cantidad de ellas.- Por eso, si no disponemos de más de un día para visitar la ciudad, debemos de elegir qué es lo que realmente merece la pena visitar, y qué podemos dejar para mejor ocasión.- La finalidad del presente post es, pues, indicar lo que, a nuestro juicio (que, por propia definición, más subjetivo no puede ser), es imprescindible visitar -al margen de la Plaza de la Jemaâ y el paseo por la medina y los zocos- en un viaje relámpago a la ciudad.

Como hemos visto a la hora de tratar de acercarnos a su historia, Marrakech encierra mucha memoria acumulada, muchos edificios de alto interés y no menos rincones sugerentes.- Pero si tengo que elegir unos pocos, los que más me han emocionado por distintas razones, sin duda alguna serían:

La Medersa Ben Yousef.
Las Tumbas Saadíes.
La Kubba Ba'Adiyn.
La Kutubía.

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total