Ifrane

Foto: "El león del Atlas", esculpido, según se cuenta y no he podido contrastar, por un prisionero cristiano.

De interés:
Situada en la vertiente mas noroccidental del Atlas Medio, a 1.630 metros de altura sobre el nivel del mar, Ifrane no dejará indiferente a ningún viajero que decida visitarla. Tenga o no interés, lo cierto es que la amplitud de sus avenidas, su desarrollo urbano, su impecable estado de limpieza, sus jardines y zonas verdes, y sobre todo su arquitectura, mas típica de una ciudad alpina, hacen que Ifrane se sienta fuera de lugar dentro de Marruecos y se haya ganado el apodo de "la suiza marroquí".-

La Ifrane que conocemos hoy fué fundada por los franceses a finales de los años 20 del pasado siglo como centro vacacional, otorgando a sus construcciones y a su diseño urbanístico características netamente europeas -plantas rectangulares, tejados a doble agua con grandes ángulos, multitud de zonas verdes, etc- para que sus residentes y visitantes se sintieran "como en casa". Consecuentemente Ifrane como ciudad no tiene una historia ni extensa ni espesa, aunque los primeros asentamientos humanos en la zona datan del neolítico, donde están constatadas ocupaciones permanentes en las numerosas cuevas y abrigos de la región. De ahí viene precísamente el nombre de Ifrane ("las cuevas" en Tamazigh), de poderosa recurrencia en Marruecos.

Tras el fin del protectorado Ifrane siguió creciendo pero conservando la idea inicial francesa. Hoy en día es capital de su provincia tocaya, con cerca de 15.000 habitantes censados, gran parte de ellos procedentes de las élites burguesas de Fez, Rabat y Casablanca. La ciudad goza de un turismo extraordinariamente diversificado, ya que además del viajero común que viene a visitar el país ("Guiris communis"), el lugar es frecuentado por un turismo interior de contundente solvencia. Un buen indicador para medir el orgullo de los marroquíes por Ifrane es que esta ciudad tiene el que quizá sea el palacio real preferido por Mohammed VI -también por su difunto padre Hassan II- para pasar sus vacaciones. Todos los veranos pasa una buena temporada en él y no hay invierno que no suba a hacer uso de la limitada, aunque reputada en ciertos círculos, estación de esquí de Michlifen, abierta pocas semanas al año y con escasas pistas.- Ifrane también ha sido utilizada por los monarcas para realizar reuniones internacionales de primer nivel, pero a las que se las ha querido dotar de un alto grado de discrección.- Por ejemplo, en la primera semana de junio de 1.986, tuvo lugar aquí la primera reunión entre un Jefe de Estado árabe, en este caso el rey Hassan II, con un primer ministro Israelí, en aquella época, Simón Péres.

La ciudad cuenta con una de las universidades mas importantes del país, la universidad Al Akhawayn. No es la mas grande, ni la que mas títulos imparte, pero si es con aplastante diferencia la mas elitista. Los hijos de las familias mas pudientes de Marruecos estudian allí, especialmente los de Fez por proximidad geográfica. Curiosamente en Ifrane es casi imposible ver un cartel anunciando internet (yo no los he visto, aunque probablemente haya alguno) por sus calles, y esto es porque la universidad ofrece conexión gratuita a la web a sus estudiantes, el grueso de la juventud de Ifrane.

Tanto por sus parques como por los bosques de cedros que rodean el entorno inmediato de la ciudad, es muy comun observar a atletas entrenando.- El atletismo de medio fondo es uno de los deportes nacionales y Marruecos ha dado grandes atletas en los últimos 25 años, desde Said Aouita hasta el "campeon de campeones 2004" Hicham El Guerrouj, sin olvidar otros como Hasna Benhassi, Jaouad Gharib o Mohammed Mourhit en diversas disciplinas. Todos ellos tienen un secreto en común para su éxito: entrenar en Ifrane. A casi 1700 m de altitud y con un clima fresco y seco es el lugar ideal para realizar entrenamientos de resistencia aeróbica; tanto es así que cuenta con un importante centro de alto rendimiento. No solo atletas marroquíes han hecho uso de él, otros atletas internacionales como Jon Silvestre, Julius Achon y hasta nuestro "Paquillo" Fernandez han elegido en algún momento Ifrane para complementar su preparación física.

La Visita, excursiones:
Por su ubicación en plena N8, muy cercana tanto a Fez como a Mekinez, y en la ruta de estas dos ciudades hacia el sur del pais, Ifrane es una ciudad fácilmente incluible en cualquier ruta que queramos realizar por Marruecos.- Aunque, bajo mi punto de vista, la ciudad en sí no merece una visita de mas de unas cuantas horas, que dedicaríamos a dar un reconfortante paseo por sus calles inmaculadas y por el jardin de la prairie, que cuenta con un atractivo lago artifical con los típicos patos introducidos con fines "ornamentales" (foto superior), los alrededores si merecen una mirada pausada y detenida, ya que cuenta con algunos puntos de especial interés; por ello, resulta un emplazamiento ideal para plantar el chiringuito y realizar interesantes excursiones por la zona, siempre y cuando vayamos con el bolsillo holgado, ya que la oferta hotelera, aunque abundante, es toda ella de categoría media-alta, por lo que, en caso de ir con presupuesto ajustado ....- Igualmente es una ciudad, tanto por ella misma como por su entorno, ideal para visitar con niños, lo mismo en invierno con las posibilidades que, para la diversión de los más pequeños comporta la nieve , como en verano, con temperaturas mucho más suaves que en el resto del pais, debido a la altura y a su contexto forestal.

Desde la propia ciudad, podemos realizar una pequeña excursión de un par de horas de duración para visitar Fuente Vittel y la Cascada de las Vírgenes.- Se trata de un camino peatonal que, comenzando junto al desvío al hotel Michlifen, discurre duante unos 3 km. junto a un pequeño río, rodeado de bosques y prados, en un ambiente muy agradable y estimulante (foto drcha., en invierno).- Es una excursión muy recomendable y muy amable, ideal para recorrer en familia.-

En las inmediaciones de Ifrane se ubican las dos únicas estaciones de esquí del Atlas medio, la de Michlifen -ya mencionada- y la del Jbel Hebri, que se encuentra en la confluencia de la N13 con la carretera que viene de Michlifen .- Se trata de dos escuetas y básicas estaciones, de corte familiar.- La primera de ella se sitúa en las laderas de un pequeño cono volcánico, rodeado de bosques de cedros, y dispone de varias pistas de trazado corto y dificultad variable, de poca más de un centenar de metros de desnivel y un hotel (foto izda., en marzo).- En invierno, los fines de semana se encuentra absoluitamente abarrotada, por lo que no es conveniente internarnos en su interior con los vehículos, ya que el espacio no dá para mucho, y se forman unos "cacaos" memorables.- El Jbel Hebri consta de una sola pista de unos 150 m. de desnivel con un remonte, que discurre por una "cicatriz" dibujada en medio de una colina cubierta de cedros.

Aunque su extensión actual no tiene nada que ver con la que ocupaban hace apenas unas décadas, una parte considerable de la zona occidental del Atlas medio está cubierta por unos extraordinarios bosques de Cedros , y aunque su mayor esplendor lo alcanzan en las proximidades de Khenifra, los bosques próximos a Ifrane no se quedan atrás. Estarán presentes en cualquier excursión que realicemos.- Se trata generalmente de bosques de cedros y encinas - donde esta última va adquiriendo poco a poco un mayor protagonismo-, con presencia de enebros (Juniperus oxycedrus) y donde podemos encontrar otras especies típicas del clima frío de montaña, como el acebo (Iles aquifolium).- A media distancia entre Ifrane y Azrou por la N8 hay un desvío al este señalizado por el que accedemos al cedro Gouroud, el mas grande de la región -según dicen-, aunque ya muerto por una plaga de procesionaria a principios de milenio. El lugar está sembrado de chiringuitos de venta de fósiles, minerales y souvenirs en general, cuyos propietarios, con la muerte del árbol, vieron peligrar su negocio... sin embargo encontraron otra gallina de huevos de oro en los monos (macacos de berbería -Macaca sylvanus-), a los que han alimentado y acostumbrado a la presencia humana para tenerlos como atractivo turístico añadido... cuidado con el bocadillo. Diversas carreteras y pistas atraviesan los bosques de la región -la de Ras el Maa, la ya citada del cedro Gouroud, la de la estación de esquí de Michlifen...-, por lo que podremos diseñar múltiples circuitos en los que los bosques y los prodos alpinos sean los protagonistas.-

El entorno geológico y geográfico al este de Ifrane está constituido por pequeñas lomas calcáreas (basamento) y volcánicas que forman entre si diminutas cuencas endorreicas, que dan lugar a pequeños lagos o dayets, siendo los mas grandes el dayet Aoua y el dayet Ifrah. La génesis de los dayets es muy diversa, desde conductos volcánicos colapsados y depresiones de las coladas de lava hasta dolinas formadas por la descalcificación de la caliza basal. Para hacer el circuito de los dayets partimos de Ifrane por la R707 dirección Boumalné desviándonos a la izquierda pasados unos 6 km.- En mis últimas visitas a la zona, aunque la ruta estaba asfaltada, el asfalto estaba en muy malas condiciones, desconozco su estado en la actualidad.- A la izquierda de nuestro sentido de la ruta, y rodeados de encinas y prados, descubrimos peñascos y formaciones rocosas de aspecto caprichoso, esculpidas por la erosión (señalado como Rocas Ruiniformes en el Michelin 742), paisaje en parte comparable a la ciudad encantada de Cuenca, pero de mucha menor extensión y espectacularidad.- No obstante, un paseo por la zona resulta muy agradable y sorprendente; Si dejamos el coche junto a la carretera, debemos acercarnos unos 500 ó 600 metros hasta llegar a las formaciones (foto izda.).- Continuamos hacia el noreste, siempre entre praderas, encinares, y algunos cedrales esporádicos -en franca regresión frente al empuje de la encina-, encontrándonos diferentes lagos, algunos de ellos absolutamente secos desde hace un par de décadas, como el dayet Hachlat, y otros inmersos en un proceso de desecación irrevesible, debido al retroceso de los acuíferos motivado por la perforación de pozos para regadío.- Un claro ejemplo de lo anterior lo tenemos en el dayet Aoua , que presentaba un aspecto imponente a principios de los 80 (foto inferior), mientras que en la actualidad únicamente tiene algo de agua en su extremo norte en época de lluvias, y no todos los años. Este fenómeno es perfectamente identificable a través del Google Earth. El lago más grande de la zona es el dayet Ifrah, situado en un páramo pedregoso y desolado, en contraste con el ambiente forestal y más bucólico que rodea a los otros dayets.- Se puede realizar un bucle visitando toda la región, para acabar en el dayet Aoua, donde nos encontramos con la N8, para retornar a Ifrane. -Para esta ruta la ampliación de Fez del mapa Michelín será muy útil.


El Jbel Abad, en el macizo de Kandar, ofrece unas panorámicas sorprendentes. Se puede acceder a su cumbre por pista. Para ello tomad la N8 dirección Fez y tras 25 km os desviais al este a la altura de la gasolinera Mobil de Inmmuzer en dirección Anoceur. Continuais 5 km y os desviais al norte en un cruce señalizado que os lleva a la cima. Desde la cumbre podreis ver Fez, el propio Inmmuzer y, si el día acompaña, Meknes al oeste y la cordillera del Rif al norte

Por proximidad también podría hablar de otras excursiones, pero estas las reservo para la futura entrada de Azrou


Comer y dormir:
Como ya he comentado al principio de la entrada, la oferta hotelera es amplia, pero todos los establecimientos son de nivel medio-alto, aunque las prestaciones que ofrecen están bastante bien adecuadas al precio. A pesar de ello, a algunos establecimientos empiezan a pesarle los años y están pidiendo una reforma a gritos.- Para los bolsillos más estrechos, Ifrane dispone de un camping municipal, con bastante arbolado y suelo de césped, como contrapartida, los servicios están en estado deplorable y las duchas hace años que dejaron de utilizarse.- Para colmo, en temporada alta está abarrotado de turismo interior. -También existe la posibilidad de alquilar casas particulares.

De entre los hoteles, destaco los siguientes:
  • El Hotel "Le Relais Ras El Maa" está situado en las afueras, junto a una gasolinera, en la salida hacia Azrou y justo en el cruce de Ras el Maa.- Es un hotel relativamente reciente, construído hace apenas una década.- Las habitaciones son amplias y cómodas, dotadas de calefacción (imprescindible en Ifrane) tv, teléfono, una mesa-escritorio y un cuarto de baño completo (con ducha), todo muy limpio.- La habitación triple salía a 390 dh. y la doble a 300 dh. (abril 07), pero suelen hacer un buen descuento.- Dispone de un amplio aparcamiento.- Ahora bien, el restaurante anexo no es muy recomendable, ya que, aunque no se come mal, hay que andar listos y controlar el tema, pues les gusta "engordar" la factura con conceptos no muy claros.- Yo recomiendo cenar y desayunar en otro sitio.
  • El Hotel "Le Chamonix" está ubicado en la Avda. de la Marcha Verde, en el mismo centro de la ciudad.- Se trata de un establecimiento "veterano", al que le vendría bien un pequeño "rejuvenecimiento" sobre todo en el mobiliario y decoración de las habitaciones.- No obstante sigue siendo un lugar agradable, de espacios amplios, aunque no muy luminosos.- Las habitaciones son grandes y limpias, con calefacción, tv y cuarto de baño completo (con bañera en lugar de ducha).- Tanto la cena como el desayuno son correctos, sin más.- La media pensión salía a 300 dh. (diciembre 06).- Dispone de un pequeño patio interior que se habilita para aparcamiento de los clientes, y donde caben entre ocho y diez vehículos, lo que es un desahogo, ya que en esa zona de la ciudad no es fácil encontrar aparcamiento en días de afluencia de visitantes.
  • Cerca del centro, en la carretera hacia Azou, se sitúa el Hotel "Perce Neige", también con algunos años encima, y que están reformando poco a poco, de momento ya han modernizado todos los cuartos de baño.- Es un establecimiento agradable, de habitaciones amplias y limpias, aunque, como hemos dicho, presentan un aspecto algo avejentado.- Dispone de un aparcamiento a la entrada.- La media pensión sale a 350 dh. (enero 09).-
  • A unos 20 km. al norte de Ifrane, en la pequeña carretera que une el dayet Aoua con Imouzer de Kandar, encontramos la Gîte du dayet Aoua.- Se trata de un pequeño establecimiento con un encanto especial, montado en una casa de campo con un concepto muy cercano al que nosotros tenemos de hotel rural.- Situado en un paraje absolutamente campestre, donde la tranquilidad y el sosiego prácticamente se respira, dispone de unas pocas habitaciones, algunas de ellas casi pequeños apartamentos, con saloncito y cuarto de baño completo, y con una estética a caballo entre casa rural y refugio.- Tanto la cena como el desayuno son más que correctos, ofertando una cocina variada, entre cuyos platos destaca la trucha del Atlas.- Entre las instalaciones anexas, encontramos una pequeña granja con todo tipo de animales.- Organizan excursiones a caballo y otras actividades.- Es un lugar ideal para pasar unos días en familia, y los más pequeños disfrutarán de lo lindo con el entorno.- La media pensión sale entre 300 y 400 dh. según la habitación y el número de personas que la ocupen. (noviembre 08).-
  • El Hotel Michiflen, el más amplio y exclusivo de Ifrane, se acaba de reinaugurar después de haber estado cerrado por reformas durante más de tres años. Lo han dotado de todas las comodidades posibles (spa, piscina cllimatizada...), pero a un precio accesible únicamente para carteras muy profundas, casi abisales: 2.200 Dh. la habitación doble, sin desayuno ni nada.- Las habitaciones son absolutamente funcionales y carentes de personalidad o cualquier rasgo que recuerde el pais donde nos encontramos, pero con muchos detalles y accesorios, aunque algunos de ellos no funcionen (como la lamparita de lectura o algún que otro enchufe).- (Foto superior).-
  • El Chalet du Lac, que se sitúa en la ribera del dayet Aoua, está cerrado desde que murió Regina, la gerente, hace varios años.- Lo menciono porque aún se señala en muchas guías, algunas de ellas, incluso, de reciente aparición.
Con los restaurantes si tendremos una cruz: son caros y, encima, la mayoría son pizzerias y demás machangadas, donde te puedes tomar una "sopa de aleta de tiburón", pero no encuentras una "harera", que es uno de los mejores inventos para las noches de invierno, dicho sea de paso.- El único restaurante digno de mención, a mi entender, es el restaurante "La Rose", en el mismo centro, junto a una gasolinera. Se trata de un pequeño establecimiento de ambiente familiar, donde nos ofrecen diversos menús entre 65 y 85 dh., y donde la estrella gastronómica es la trucha del Atlas.- También ofrecen menús adecuados a los gustos de los más pequeños.- Si queremos un ambiente más popular, podemos encontrar varios puestos de pinchitos en el mercado, junto a la estación de autobuses.






Ver Googlemap de Viajarpormarruecos en un mapa más grande

5 comentarios:

Uno de por akí dijo...

Estuve a principios de marzo cuando aún quedaba algo de nieve. Es quizás el sitio "más fuera de lugar" que he encontrado en Marruecos, casi te extraña el ver los cárteles en árabe y la gente así vestida por la calle, con ese frío y esas avenidas ajardinadas con restos de nieve, me parecía encontrarme más bien en Centroeropa que en el Magreb. Los alrededores son magníficos aunque solo los conozco someramente. Como pueblo me gustó más Azrou con su bosque de cedros, caminar por él durante el deshielo es algo increible.

Aida dijo...

Buenas Fernando, somos una pareja que nos vamos en una semana a Marruecos. Uno de los dias hacemos Fes a Beni Mellal en el día. Hemos leido en tu blog y en algún otro lo de los bosques de cedros entre Azrou y Khenifra y hemos visto en nuestra guía una ruta por una carretera que se coge al salir de Azrou y sale a Khenifra (Ain Leuh, lago Ouiouane...) La verdad es que la guia es un poco ambigua y no sabemos muy bien si podemos y merece la pena tomar esa ruta o mejor seguir por la N8, tampoco nos hacemos una idea de cuánto nos llevará desde Fes si tomamos esa ruta. ¿Qué opinas? Muchas gracias

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Aida

Si, es una ruta que merece la pena. Transcurre por carreteras estrechas y , en algunos tramos, con asfalto deteriorada, pero merece la pena. Te mando el enlace del blog de una amiga donde describe bien la ruta, y con un reportaje fotográfico magnífico de la zona
http://translate.google.com/translate?client=tmpg&hl=en&u=http%3A%2F%2Ftipsdeviatges.blogspot.com.es%2F&langpair=ca|es

Ellos la iniciaron desde Ifrane, pasando por Michilifen.- También se puede iniciar desde Azrou, saliendo hacia Midelt y tomando un desvío hacia el lago Afiroulit y Ain Leuch, poco antes de salir del bosque.-
En cuanto a horarios. Entre Fez e Ifrane calcula una hora o poco más, y de allí a Khenifra, por la ruta, unas 4-6 horas, según la duración de las paradas, y sin prisas. De Khenifra a Beni Mellal, calcula otro par de horas.- Una jornada completa, pero ya te digo que la ruta lo merece.

Si quieres alguna aclaración más, te puedes poner en contacto a través del correo, que está en mi perfil.

Un saludo.

Carmen Sánchez Lacalle dijo...

LA verdad esque lo visité ahora en diciembre y no me gustó mucho ya que la comida para el que o le gusta la comida moruna no se lo aconsejo ya que no hay nada en cuanto a pizzerias ni nada asi de comida internacional

Ivonne Ventura dijo...

Para que fechas aproximadas suele nevar? Me encantaría conocer ahí y ahora vivo en Casablanca, algo que recomienden de aca?

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total