EL PALMERAL DE LOS AIT MANSOUR



El palmeral de Ait Mansour está situado al sur de Tafraoute, ocupando el fondo de un estrecho cañón regado por el rio Issi y flanqueado por numerosas aldeas de piedra que cuelgan de las paredes, allá donde el cañón es más profundo, o coronan las pedregosas colinas en las zonas donde los desniveles se dulcifican.

El recorrido entre Tafraoute y Afella-n-Ighir, que es la población que se encuentra al final del valle, y que es la más importante de la zona, nos permite observar la enorme diferencia botánica y paisajística existente entre el norte y el sur del Anti Atlas.- Apenas sin transición y sin que podamos darnos cuenta, el paisaje típico de la región de Tafraute, con grandes bloques de granito salpicados de arganes, almendros y pequeños sembrados de cereal allá donde el pedregoso suelo lo permite (foto derecha), pasamos, como por arte de birlibirloque, a las torturadas y erosionadas montañas calizas, prácticamente desnudas de vegetación, surcadas de profundos cañones que ocultan el verdor de palmerales escondidos, que podemos identificar como el paisaje prototipo del Anti Atlas.


COMO LLEGAR.- Se parte de Tafraoute en dirección a Aguerd Oudad, para tomar un desvío a la izquierda 4 km. después de esta última población.- La carretera remonta rápidamente una empinada ladera, desde la que se obtienen excelentes vistas del amplio circo de Tafraoute, cerrado al norte por la inmensa mole del Jbel Lesk, y del llamado "Valle de las piedras azules" , practicamente a nuestros pies (ver Tafraute).- Tras cambiar de vertiente, llegamos a la aldea de Tasrirt (en algunos mapas figura como Tlata Tasrite y en otros como Taloust) , donde debemos tomar un desvío señalizado a la derecha (si decidimos hacer el recorrido completo, saldremos por la ruta que ahora dejamos a la izquierda).- A partir de aquí, la vegetación prácticamente desaparece, salvo algunos pequeños arbustos que sobreviven a duras penas en el desnudo suelo pedregoso, al mismo tiempo que la carretera empieza a descender hacia la entrada de un cañón (foto izquierda).- Al llegar al fondo del mismo, estrecho y vigilado por paredes verticales, aparece de súbito el frondoso palmeral de los Ait Mansour, regado por el rio Issi, siempre flanqueado por adelfas y cuyo murmullo nos acompañara en adelante.-

Durante algunos kilómetros viajaremos junto al río entre paredes verticales e inmersos en un mar de palmeras, salpicadas de higueras, olivos y minúsculos huertos, vigilado por las pequeñas aldeas Ait Mansour que trepan por la ladera, en espacios casi inverosímiles (foto inferior izda).- La frondosidad es tal que desde la ruta sólo podemos intuir, pero no ver en muchos casos, estos pueblos, por lo que es muy recomendable bajarse del vehículo y explorar la zona a pié, único modo de disfrutar del estético mimetismo de estas aldeas, algunas de piedra y otras de tapial (foto inferior drcha.)












Cuando la profundidad del cañón empieza a disminuir, la pista gana un poco de altura, hasta situarse justo por encima del palmeral, lo que nos permite contemplarlo con una amplia perperstiva (foto del encabezado).- Poco después llegamos a Aguerd Imelal, un pueblo tradicional, can la mayoría de las casas de piedra, relativamente grande y bien conservado, aunque el inevitable hormigón ya ha hecho su aparición (foto inferior).- Un km. después, cuando el cañón desemboca en una zona mesetaria y árida, llegamos a la población de Afella-n-Iguir, la más importante de la zona y con varios edificios administrativos.- Desde Tafraoute habremos recorrido 43 kilómetros. Poco antes de entrar en el pueblo, nos encontramos con un cruce, junto al cual se encuentra un rudimentario plano de la región pintado sobre uina pared. En este punto podemos elegir entre varias posibilidades. Podemos volver sobre nuestros pasos; podemos regresar a Tafraute por Izerbi, tomando el desvío a la derecha, todo por asfalto; por este mismo desvío a la derecha, y tomando un par de km. después una pista que se dirige hacia el SW siguiendo una inmensa rambla, llegaremos a la zona del rio Tamamart; por último, podemos regresar a a Tasrirt, por el valle del rio Tizerkine.


Si decidimos esta última opción, en Afella-n-Ighir debemos tomar el desvío a la izquierda. Poco después de salir de esta población, debemos dejar la carretera asfaltada, que se dirige a unas minas y continuar por una pista a la izquierda en dirección noreste que se dirige a Zaouia Tinguidacht (a 7 km. de Afella-n-Ighir), localidad que distinguimos al fondo .- A nuestro alrededor, las montañas nos muestras sus estratos sedimentarios al desnudo.- A partir de Zaouia Tinguidacht (foto inferior), entramos en el palmeral regado por el río Tizerkine, con menor caudal que el rio Issi, al que acompañaremos hasta su cabecera.- Este palmeral es mucho menos tupido que el de los Ait Mansour, y su entorno no es tan espectacular, pero también esconde ricones de gran belleza; .- A los 4 km. tras pasar Zaouía, debemos tomar una pista que sale a la derecha, y abandonar la que seguíamos, que se dirige al pueblo de Taguemout, a un par de kilómetros.- Poco después la pista se convierte en asfalto, aunque tan deteriorado que en algunos tramos se ha perdido por completo. Atentos a los enormes agujeros que se han formado.- La ruta transcurre por el fondo del valle durante algún tiempo, y conforme lo ascendemos hacia el norte, las palmeras irán dejando paso a los almendros.- Poco después la carretera escala la ladera, para llegar a la parte alta del barranco.- En esta zona podemos observar algunas antiguas aldeas de piedra fortificadas, de las que únicamente quedan las ruinas .- Poco después llegamos a Tasrirt, donde retomamos la ruta de venida, hacia Tafraoute.

COMER Y DORMIR: Ver entrada de Tafraoute.






Ver Googlemap de Viajarpormarruecos en un mapa más grande

1 comentario:

nena dijo...

Nuevamente te felicito.

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total