La kubba Ba'Adiyn



Sepultada por siglos de escombros, como si de un tesoro escondido se tratara, este pequeño edificio, único que perdura de la época almorávide, no fué descubierto y desenterrado hasta mediados del siglo pasado (en algunas fuentes mencionan el año 1947, y en otras el 1952).- En la actualidad, la kubba se haya en una evidente depresión en relación con el terreno que la circunda, lo que nos hace reflexionar sobre la altura en la que se ha elevado el nivel del suelo en los nueve siglos largos de vida de la ciudad -ya sea por derrumbes, acumulación de escombros o de lodos en inundaciones o cualquier otra causa- y los restos históricos que se pueden esconder aún en su subsuelo.


Se ubica en la salida norte de los zocos, en la Plaza Ben Yousef, junto a la mezquita del mismo nombre.- Construída por los almorávides en el s. XII, parece ser que se trataba de un pequeño anexo a la mezquita original, precursora de la actual, que albergaba una pila para las abluciones.- He leído en otras fuentes que se trataba de un mausoleo (morabito), pero la hipótesis anterior me parece más coherente.- Este monumento no es tan visitado como su vecina Medersa u otros edificios de la zona, y queda -en cierto modo- eclipsado por ellos, a lo que contribuye su modesto aspecto exterior

Se trata de un pequeño edificio de planta rectangular, construído en piedra y ladrillo, de aspecto sobrio y sencillo, de muros desnudos, que presenta aberturas en los cuatro costados, con dos arcos de herraduras en cada una de las fachadas largas, y un arco polilobulado en las cortas.- Sobre este primer cuerpo, se encuentra otro cuerpo coronado por almenas con merlones en forma de zigurat, en el que se abren 5 y 3 arcos (según la longitud de la fachada), distribuyéndose simétricamente diversos tipos de arcos: de herradura, mixtilíneos y lobulados.- Todo el conjunto está coronado por una cúpula de nervaduras exteriores (segunda foto).

Pero lo que verdaderamente impacta de este modesto edificio y que le ha hecho acreedor -bajo mi personal y subjetivísimo punto de vista- al "título" de visita imprescindible, es precisamente el interior de la compleja cúpula octogonal que culmina el edificio ( fotos encabezado e inferior), y que sorprende al visitante por varias razones, entre las que no es la menos importante el acusado contraste entre la decoracion de la Medersa y otros edificios de la época Saadí, de motivos casi excluvamente geométricos y caligráficos, con la profusión de elegantes motivos vegetales e incluso animales (conchas) que embellecen los nervios y las pechinas de la cúpula.- El nivel de mestizaje que alcanzó el arte hispano-morisco de la época, combinando sabiamente elementos arquitectónicos y decorativos de ambos lados del Mediterráneo, es claramente apreciable en esta espectacular y singular cúpula.


Junto a la kubba, se han desenterrado también los aljibes y parte de la infraestructura hidráulica que permitía el abastecimiento de agua a la pila de la kubba y a la mezquita.- En un edificio anexo situado al nivel actual del suelo, se exponen fotografías sobre el proceso de desescombro y rehabilitación de la kubba efectuado desde su descubrimiento hasta nuestros días.

El horario de visitas es de 8,30 a 12 horas y de 14,30 a 18 horas.- La entrada cuesta 10 dh., pero también se puede adquirir una entrada combinada que permite acceder a la kubba, la Medersa Ben Yousef y el Museo de Marrakech -todos ellos en un radio de menos de 100 metros-, por 60 dh.

No hay comentarios:

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total