EL VALLE DEL ASSIF TIFNOUT

AL SUR DEL TOUBKAL



El Assif Tifnout es el arroyo encargado de conducir hasta el Oued Sous, en clara dirección SSW, las aguas que nacen en la vertiente Sur del Alto Atlas occidental, y concretamente en el macizo del Jbel Toubkal, regando un estrecho valle y convirtiéndolo en una alfombra de verdor en un contexto de montañas descarnadas.- Al mismo tiempo, constituye la depresión que separa como una frontera natural el Alto Atlas del macizo volcánico del Jbel Sirúa, que sirve de nexo montañoso entre aquel y el Anti Atlas.

La belleza y frondosidad del valle, la sucesión ininterrumpida de aldeas tradicionales, donde el color terroso de las viviendas, construídas en tapial, contrasta con el blanco de los minaretes de las mezquitas, la posibilidad de atravesar el reborde sur del macizo del Toubkal, del que se obtienen buenas perspectivas a lo largo del recorrido, y la oportunidad de acceder al Lago Ifni, una intensa mancha azul entre roquedos casi lunares, constituyen motivos más que suficientes para internarse por estos parajes y disfrutar las enormas posibilidades paisajísticas y humanas que nos ofrece.-

Se trata de una zona muy poco transitada y escasamente conocida, lo que se trasluce especialmente en el comportamiento de los niños, que no sólo no se acercan cuando ven un vehículo, aunque observan con curiosidad, sino que huyen despavoridos cuando haces ademán de acercarte a ellos.-


Si queremos realizar la ruta remontando el valle, debemos iniciarla desde la región de Taroudant, tomando la N 10 (antes RP 32), en dirección a Talouine, dejando a la izquierda el desvío que conduce, a través del Tizi-n-Test y el valle del Nfiss, a Marrakech.- Aproximadamente 30 km después de dicho desvío, debemos tomar un cruce a la izquierda que se dirige a Aoufour y Askaoun, abandonando la N 10.- A partir de aquí, y dejando siempre el rio a la derecha, remontamos durante un tramo el Oued Sus hacia su cabecera de cuenca, pasando junto a un pequeño embalse.- Poco después de Aoufour se termina el asfalto (en el año 2006), aunque a partir de aquí, y durante cerca de cincuenta km, la pista es ancha y en buenas condiciones.- Tras un par de fuertes subidas y de dejar dos desvíos a la derecha que nos conducen a Askaoun, una de las poblaciones más importantes del macizo del Jbel Sirúa, desde un alto divisaremos los primeros pueblos del valle, sembrados en las laderas, vigilantes de la intensa cinta de verdor que , escoltando al río, tapiza su fondo (foto superior).- Los huertos se entremezclan con todo tipo de frutales, con predominio de nogales, almendros, higueras y olivos, formando un auténtico vergel que hiere de colorido la aridez extrema de las montañas.- Una a una se van sucediendo a ambos márgenes del rio las pequeñas aldeas de los Ait Tifnout, todas ellas de tapial y de aspecto tradicional, que emergen entre las huertas aterrazadas que trepan por el inicio de las laderas(foto dcha).- Permaneceremos siempre en la margen izda. del río, según el sentido de la marcha, hasta pasada la aldea de Tizouguine, donde la pista cruza el Assif Tifnout, estrechándose bastante a partir de aquí y pasando por un tramo a media ladera en el que se pueden tener problemas si ha llovido, ya que se acumula bastante barro (foto encabezado)

Apenas 6 km. después de atravesar el río, nos encontramos con una pista que dejamos a la derecha, procedente de Askaoun, para entrar a continuación en Assarag, desde donde podremos observar los enormes contrafuertes que bajan del macizo del Toubkal.- Todas estas aldeas, como se ha dicho, son de una belleza plástica extraordinaria, completamente adaptadas al entorno y aprovechando al máximo cualquier lugar que la ruda estructura montañosa permita.- Una curiosidad de la zona es la heterogeneidad de los minaretes de las mezquitas, que podemos encontrar de todos los diseños imaginables. El de la mezquita de Mezguemnat es muy curioso; se trata de un minarete rectangular, muy alto, almenado en su parte superior, y con una sorprendente balconada a media altura.- Las paredes están divididas en rectángulos, cada uno de ellos con una decoración geométrica y un colorido distinto al resto, pero formando un conjunto armonioso y efectivo. (foto izda.) .- En la siguiente población que nos encontramos, Mezguemnat, llegaremos a un cruce, que debemos tomar a la izquierda si queremos continuar hasta la cabecera del valle y el lago Ifni, del que nos separan 12 km, los últimos 4 con un fuerte desnivel (cercano al 10 %) , continuas curvas y pedregoso.- Antes pasaremos por diferentes aldeas, como Imlil (no confundir con la aldea del mismo nombre que se encuentra en la vertiente norte y que es el punto de partida para la subida al Toubkal por la vía normal; a más de uno la confusión le ha costado caro) y Amsouzart.- Desde que abandonamos la N 10 hasta Mezguemnat, habremos recorrido 75 Km.

Si no queremos volver por el mismo lado, aunque si subimos a cabecera del valle y al lago hay que volver inevitablemente hasta Mezguemnat, entonces podemos tomar la pista que sale de esta población, en dirección NO hasta Agouín, en la N 9, unos 25 Km. antes de coronar el Tizi-n-Ticka, en dirección a Marrakech.- Se trata de una pista de montaña, más estrecha y en peores condiciones que la que nos ha traído hasta aquí, pero que no presenta problema alguno, con una longitud total de 65 km.- Por esta ruta, abandonamos la placidez y belleza del valle, así como su protección, para adentrarnos en una sucesión de pequeñas mesetas y colinas áridas y calcinadas donde mueren los últimos contrafuertes de las altas montañas, que debemos de atravesar por varios pequeños puertos, todos ellos de más de 2.100 metros. Pero como contrapartida, el horizonte se ensancha, ofreciéndonos en algunos puntos excelentes panorámicas del macizo y del propio Toubkal, desde una perspectiva y con un aspecto totalmente diferente al que se observa desde la zona N, ya que aquí la cumulación de nieve es muy escasa, limitándose únicamente a algunas líneas verticales que cubren las barrancas, y a un pequeño sombrero blanco en las cumbres (foto derecha) .-

Las pequeñas aldeas, todas de arquitectura tradicional, aunque en algunas el hormigón ya ha hecho su aparición, se suceden a ambos lado del camino, siempre enmarcadas entre huertos aterrazados en los que los frutales se hacen más esporádicos que en el valle que hemos abandonado, y aprovechando los márgenes de las torrenteras que bajan de las montañas, para asegurarse así el escaso aporte hídrico de la región (foto inferior).-

Si hemos decidido hacer la ruta completa, habremos recorrido un total de 140 km. desde que abandonamos la N 10, los cuales, salvo los 10 ó 15 km. primeros que están asfaltados, son todos de pista.- Lo anterior sin contar con la subida al lago Ifni, en cuyo caso debemos de sumar 24 más (2 horas).- Debemos calcular un total de entre 6 - 8 horas.-

COMER Y DORMIR.-
La única infraestructura de alojamiento en toda la zona consiste en dos sencillas gîtes d'etape que se encuentran a mitad de camino si queremos hacer la ruta completa, concretamente en las aldeas de Mezguemnat (junto al cruce de subida al lago) y Amsouzart, a unos 6 km. de ésta, en dirección al lago.- En las poblaciones más importantes, encontraremos algunos cafetines donde poder comer algo, así como pequeñas tiendecillas para poder abastecernos de lo básico (pan, agua, quesitos, refrescos, etc.).-
Si iniciamos la ruta desde el valle del Sous, yo recomiendo alojarse en el hotel Riad Hida, en Ouled Berhil, a 40 km. de Taroudant, en dirección al Tizi-n-Test.- Se trata de un palacio del S. XIX, con unas estupendas instalaciones (jardines, piscina, etc.), una decoración de salones y zonas comunes admirable, unas extraordinarias y amplias habitaciones, limpias y acogedoras, muchas de ellas con salón y algunas con chimenea, y una buena cocina, aunque únicamente preparan un menú, por lo que no se puede elegir (fotos inferiores: jardines y techo de madera policromada del comedor).- El desayuno, a base de mermeladas caseras de distintos tipos (la de higos está exquisita) es digno de mención.- La media pensión salía a 450 Dh en abril/09.- Se encuentra un poco lejos del centro del pueblo, teniendo que tomar una pista a la derecha (viniendo de Taroudant), durante 1 km.- Existe un indicador que lo señala.










Si comenzamos desde el este, podemos tomar como punto de partida Ouarzazate o Ait Ben Haddou
NOTA: Cuando realicé la ruta, en abril/06, me enontré un día oscuro y lluvioso, por eso las fotos tienen la luz que tienen.- No obstante, nunca me ha considerado un buen fotógrafo.



Ver Googlemap de Viajarpormarruecos en un mapa más grande

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total