La Mezquita de Tin Mal

Paradojas de la Historia. A nadie que visite Tin Mal en la actualidad se le puede ocurrir pensar que esa pequeña aldea tradicional, de casas de piedra, una más de las enclavadas en el alto valle del rio Nfiss, en el maremagnun montañoso que supone el Alto Atlas (foto inferior), es uno de esos lugares que tuvieron una importancia decisiva en el devenir histórico de Marruecos.-Pero hay una nota discordante en el paisaje, algo que dota a esta aldea de un toque diferencial con el resto de pueblos de la zona, y que nos hace intuir glorias pretéritas ahogadas bajo el peso de siglos de olvido: la imponente silueta de la Mezquita que se yergue sobre un pequeño promontorio que domina la aldea y el verdor de la ribera del río, nos recuerdas orgullosa que nos encontramos en la cuna del movimiento político religioso conocido como Almohade, originado en el primer tercio del S. XII alrededor de la figura de Mohamed Ben (Ibn) Toumert , fundador de esta corriente religiosa que dió origen a una dinastía que llegó a dominar un amplio imperio que se extendía desde el anti Atlas hasta el bajo Aragón y desde al Atlántico hasta las costas libias.- (foto encabezado).


Tras regresar en 1.106 de un viaje a la Meca, unido a un periplo por Al Andalus, Mohamed Ben Toumert comenzó a predicar una visión ultraconservadora del Islam basada en la unidad indisoluble de Dios y el estricto cumplimiento y acatamiento de los preceptos coránicos, desterrando cualquier tentación de interpretar la Palabra del Profeta mas allá de su estricto significado- Huyendo de las consecuencias políticas que sus prédicas acarreaban, al ser una constante la crítica a los Almorávides por su laxitud religiosa, Ben Toumert se estableció en el Atlas, en el alto valle del Nfiss, donde se asentó y aglutinó a su alrededor a numerosas tribus bereberes, fascinadas por la palabra del que identificaban como Mahdí o "enviado de Dios".- Mandó edificar una ciudad desde la que poder extenderse , primero a las tierras más cercanas e inmediatas, y luego a la más remotas, para poder así lograr su sueño de un Islam unitario ( al muwahid), cuya derivación fonética castellana ha dado nombre a su movimiento y a la dinastía fundada por sus seguidores: los Almohades.- Desde Tin Mal, los Almohades fueron extendiendo su influencia y conquistando sucesivos territorios, hasta la caida definitiva de Marrakech en 1146, a manos de Abdelmoumen, sucesor de Ben Toumert.- Una vez asentados en el poder, Abdelmoumen declaró a Tin Mal ciudad santa, por hallarse en ella la tumba del fundador -muerto en 1.130-, y en su memoria, mandó contruir en el interior de la entonces ciudad amurallada, una imponente mezquita que recordara siempre las enseñanzas del guía espiritual.- Durante el periodo almohade, si bien Marrakech continuó siendo la capital, Tin Mal era el lugar elegido como descanso eterno de los sultanes, y -según cuentan- donde se guardaban sus riquezas.-

Pero la Historia casi siempre escribe los mismos renglones, variando únicamente el papel y la tinta.- Así tras la caída de los Almohades y el ascenso al poder de los Benimerines, en el año 1.276 Tin Mal fué saqueada y las tumbas de los sultanes y de Ben Toumert, profanadas.- Tin Mal cayó en el olvido y únicamente la mezquita ha llegado, a duras penas pero manteniendo su elegancia de líneas y sobriedad, hasta nuestros días, con la misión de recordarnos su antigua condición de Ciudad Santa y su relevancia histórica.-

En mi primera visita a la región, en 1989, la mezquita se encontraba en un estado lamentable, con los muros derruidos, sin techo, y sin protección alguna contra posibles saqueos.- Cualquiera podía acceder al interior y realizar cualquier barrabasada, siendo las pintadas clásicas del "aquí estuvo Fulano", en sus diferentes versiones idiomáticas, la más leve de ellas.- Tres años después, los andamios se habían instalado en socorro del derruído edificio para tratar de evitar un deterioro irreversible que lo hiciera irrecuperable.- Tras varios años de restauración -tal y como reza en una lápida de mármol incrustaba en uno de los muros exteriores junto a una puerta lateral (foto izda)- la Mezquita ha vuelto a recuperar parte de su magnificencia, aunque todavía queda mucho por hacer, principalmente en el interior.-

Siempre me ha fascinado su imponente y abrumador aspecto exterior que recuerda más a una fortaleza militar que a un edificio sagrado.- Su planta cuadrada, sus sobrios muros almenados y su achaparrado minarete alzado cortando en dos el paño de la muralla principal, que recuerda más a una torreta defensiva que a su propia función, están más cerca de un diseño militar que religioso.- Pero la elegancia, nobleza y sencillez de sus líneas, también nos sugiere una finalidad más trascendente.-

Como se ha señalado, la mezquita tiene planta cuadrada, dividida en nueve naves con cinco tramos y dos naves laterales, con tres tramos cada una -que son las únicas que se han cubierto durante las restauración- , todas ellas delimitadas por arcadas de arcos de herradura , algunos de ellos apuntados.- El mihrab se encuentra situado justo bajo el minarete -algo poco común-, coronado por una bella cúpula de mocárabes (fotos inferiores).-

Si queremos acceder al interior, deberemos buscar al guardián -tarea a la que se ofrecerá bulliciosa la chiquillería de la aldea-, que nos mostrará el edificio a cambio de una lógica propina.- En caso de no localizarlo, se puede observar su interior a través de las rejas de la puerta situada en la parte posterior, que nos ofrece una vista perpendicular del mirhab y, aunque no es lo mismo, nos permite hacernos una idea de su aspecto interior.

Tin Mal es un de los alicientes añadidos -y parada imprescindible, por tanto- que posee la ruta del Tizi-n-test, altamente recomendable por sí misma en su totalidad.

COMO LLEGAR.-
Se accede a Tin Mal por la carretera R-203, que une Marrakech y Taroudant a través del Tizi-n-Test, situándose a 123 km. de esta última, y a 104 de aquella.- Tanto la aldea como la Mezquita están enclavadas a la otra orilla de la que discurre la carretera, y se accede por una pequeña pista fácilmente identificable.-

COMER Y DORMIR.-
Ver entrada del Tizi-n-test.

9 comentarios:

Paco Piniella dijo...

Muy interesante tu blog, yo también tengo otro de viajes, y toco algo de Marruecos, pero el tuyo es muy específico.
Enhorabuena por el trabajo.

Javier Adán dijo...

Siempre da gusto visitar tu blog.
Un sld.

Javier Adán dijo...

El posttan interesante como siempre. Un sld

Paco y Lina dijo...

Muchas gracias por tu descripción de la ruta del Assif Tifnout, que hemos recorrido mi mujer y yo el pasado Puente de Todos los Santos, con un buen conductor marroquí, Ali Ben Haddou. No llevábamos mapa de esa ruta concreta, y hemos utilizado tu página como rutómetro. Ahora ya está casi toda la ruta asfaltada, al parecer forma parte de un plan del gobierno para comunicar y darles servicios, electricidad, etc., con el fin de evitar la emigración de los campesinos a las ciudades.
Nosotros estuvimos buscando el minarete policromado con balconcillo a media altura que tu sitúas en Assarag, pero lo encontramos un poco más adelante, en Mezguemnat. Es precioso. Nuestro conductor nos dijo que estos minaretes octogonales y policromados no responden a la tradición bereber de la zona, sino que están pagados y construidos por Arabia Saudí, y son del estilo de allá.
De nuevo muchas gracias por descubrirnos esta ruta.

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Paco y Lina:
Muchas gracias por el comentario y los apuntes. Ya he corregido el dato de la mezquita. Sabía que ya estaba casi toda la ruta asfaltada, aunque no sé exactamente que tramo queda de pista (si me puedes facilitar el dato te lo agradecería).- Tengo que modificar muchos datos en el blog, ya que muchas pistas se han asfaltado en los últimos 3-4 años, de hecho, ya he cambiado algunas entradas, pero las infraestructuras en Marruecos cambian en los últimos años a un ritmo increíble. Lo que hace unos meses era pista, ahora es carretera, y donde no había comunicación alguna, ahora hay una pista recién hecha, ancha y apta hasta para Porches.
Un abrazo

Pablo

SAMANA dijo...

Sabeis cómo está ahora la carretera?

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Samana.
Pasé por allí en la semana santa pasada, y la situación era ésta mas o menos:
-La peor zona es la subida al puerto desde el valle del Sous, con partes de asfalto descarnado y estrechas.
-En la bajada hacia Marrakech, algunas zonas estaban en obras, cerca de Tinmal y a la salida de Asni hacia Marrakech, aunque probablemente ya estén terminadas.
El resto, correcto.

Un saludo

miguel morales dijo...

Hola,

me gustaría ir , con un coche pequeño, de Marrakech -Asni- a Taroudant por la R203. Suelo viajar 2 o 3 veces al año a Marruecos pero esta ruta no la conozco. ¿Me podrías informar de si está asfaltada?

(un blog muy interesante ¡¡¡¡ )
Muchas gracias

Miguel Morales
miguelmoralesruiz@gmail.com

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Miguel.
La ruta del Tizi-n-Test está en buenas condiciones y, por supuesto, asfaltada en su totalidad. El único tramo que está un poco peor, con asfalto algo descarnado, está en la bajada del puerto hacia Taroudant. El resto es correcto.
Un saludo

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total