EL JBEL BOU IBLANE Y EL BOSQUE DE TAFFERTE


El macizo del Jbel Bou Iblane, con la redondeada mole del Jbel Mousa oú Salah en primer término, visto desde las inmediaciones del bosque de Tamtrouchte.

El macizo del Jbel Bou Iblane forma, junto con el del Jbel Bou Naceur, el extremo nororiental del Atlas Medio, y es donde se concentran las cumbres más altas de la cordillera, con varias cimas que superan los 3.000 metros, como el Jbel Musa oú Salah, de 3,190 m. (según algunas fuentes, 3.172 m. según otras) y el propio Bou Iblane, con 3.081 m..- La ascensión a ambas cimas no presenta ningún problema técnico, únicamente se necesita la preparación necesaria para superar más de mil metros de desnivel.

Esta zona también alberga los bosques de cedros más orientales de Marruecos.- Lamentablemente estos cedrales se hayan en un proceso regresivo mucho más patente que en la zona occidental del Medio Atlas.- Por encima de los dos mil metros, las condiciones de frío y extrema sequedad de la zona, junto con la presión del pastoreo, que impide cualquier tipo de regeneración, dan lugar a un bosque muy aclarado, formado únicamente por árboles viejos, muchos de ellos muertos, llegando a formar incluso lo que se denomina "cementerios de cedros", que son antiguos bosques de cuyos arboles quedan únicamente los esqueletos que, sin hojas ni corteza, permanecen aún en pie.- Este fenómeno es muy apreciable en la zona más oriental, es decir, en el macizo del Jbel Bou Naceur, muy infuenciado ya por la sequedad de las estepas que lo delimitan por el este (Llanura de la Rekham).- Sin embargo, en el macizo del Jbel Bou Iblane, más al interior y, por lo tanto, más húmedo que el anterior, aún es posible encontrar algunos bosques relativamente densos, no muy extensos, pero con cierta regeneración.- Entre estos últimos, destaca el bosque de Tafferte, en la ladera norte del Bou Iblane.-

En esta región, debido a lo abrupto del terreno y a la existencia de los bosques, ha sobrevivido el Leopardo de Berbería -Panthera Pardus, subespecie panthera- , hasta hace relativamente poco tiempo, pues el último avistamiento se realizó en 1.989, por lo que se le dá como extinguido en la zona.-Este Leopardo, también conocido como Leopardo de las nieves, se caracteriza por tener un pelaje mucho más claro que el leopardo subsahariano.

La población de la región, dedicada en exclusiva al pastoreo y al cultivo de las pocas tierras cultivables arrancadas al monte (foto superior), es escasa y muy dispersa, encontrándose mayoritariamente casas aisladas, agrupándose esporádicamente para formar aldeas de apenas una docena de viviendas, en ocasiones, prácticamente incrustadas en las laderas(foto inferior), y que pueden ser de piedra o de adobe, según el material que abunde en la zona.- Muchas veces las aldeas se distinguen del entorno al estar rodeadas de zonas deforestadas, por la utilización de la leña como combustible.-


COMO LLEGAR:
En la actualidad, todos los accesos a la región están asfaltados, teniendo tres opciones diferentes para llegar a la zona.

1.- Partiendo desde Taza.- Se toma la carretera que asciende la montaña en dirección a Ras-el-Ma y al parque nacional del Jbel Tazeka, para tomar después dirección a Mekeraoua al llegar al alto (polje de Chiker), dejando la carretera que se dirige a Bab Bou Idir a la derecha.- Durante todo este camino nos acompañarán las encinas.- Pasado Mekeraoua, la ruta baja al valle del rio Amzaourou donde, tras cruzarlo y dejar a derecha e izquierda varios grupos de imponentes acebuches centenarios , algunos molinos de aceite y las casas de Tamourout, inicia la subida hacia el Tizi Oulmú, rodeada de encinas y robles.- Desgraciadamente, el tradicional aprovechamiento de estos bosques para obtener carbón vegetal, ha acabado con muchas hectáreas, principalmente de encinas.- Tras coronar el puerto de Tizi Oulmú, se obtiene una magnífica vista, tanto hacia el norte, donde divisamos todo el valle del río Amzaourou y el macizo del Jbel Tazzeka, como hacia el sur, donde se empieza a asomar la cordillera del Bou Iblane.- A partir de aquí, la ruta no pierde altura, continuando alrededor de los dos mil metros.- Poco a poco empiezan a verse bosquetes de cedros, algunos prácticamente moribundos (aparte de las causas mencionadas anteriormente, la procesionaria causó estragos en los años 80 y 90), hasta que se llega al bosque de Tamtroucht, donde hay una casa forestal (foto izda.).- La ruta continúa, pasando junto a algunos grupos de casas dispersos hasta llegar a la llanura al pié de la gran cadena.- En los prados que salpican esta llanura, se establecen los pastores nómadas a partir de la primavera, para aprovechar con sus rebaños los escasos pastos de altura (foto drcha).-Ahora bién, si en los años 80 se podían contar por decenas las familias, en la actualidad apenas llegan a una docena .- Dejamos a la izquierda el desvío que lleva a una antigua estación de esquí construída a principio de los años 80, y que nunca llegó a funcionar, siendo en la actualidad la sede del caidato de la región, de población muy dispersa.- A partir de aquí, el asfalto desaparece por completo, ya que ésta es la primera parte que se asfaltó, para la construcción de la estación, y la falta de mantenimiento y las fuertas nevadas y heladas de los inviernos, ha terminado por acabar con él.- Poco después, y en una curva, encontramos a la izquierda la antigua pista (asfaltada en 2005) que, atravesando el Tizi Bou Zabel (2.300 m.), comunica con la zona de Guercif y Boulemane.- Aquí, los cedros han desaparecido por completo, siendo sustituídos por retorcidas sabinas ocasionales y un eterno manto de arbustillos espinosos incrustados en el suelo pedregoso.- Doce Km. después de la estación de esquí, entramos en el bosque de Tafferte, el más denso y vivo de todos los que hemos visto hasta ahora.- Un Km. después de entrar en el bosque, a la izquierda surge una pequeña carretera, muy deteriorada, que tras un tramo de subida nos llevará al refugio de Tafferte.- En total, son 120 km. desde Taza, y 70 desde Mekeraoua, lo supone unas tres horas.

2.- Partiendo desde Birtamtam o Tahala (ambas en la N 8 o junto a ella), hay que ir en dirección Ribat el Kheir, para desde allí dirigirnos hacia la cadena montañosa, que vemos hacia el este.- Esta ruta tiene el inconveniente de que hay una barrera de los guardas forestales (para evitar la extracción ilegal de madera) unos km. antes de llegar a Tafferte; si vamos de día, nos levantan la barrera sin problema, pero de noche es muy probable que el guarda haga oídos sordos a nuestra petición.- Esta es la ruta que se asfaltó cuando se levantó la esperpéntica estación de esquí, y tiene tramos muy deteriorados, con mucho barro en época de lluvias, por lo que muchas veces el coche, en vez de rodar, patina.- En total son 82 km. desde Birtamtam y 50 desde Ribat el Kheir, invirtiendo en total unas dos horas.

3.- Saliendo de Guercif.- En esta ocasión, entramos al macizo por el este, en lugar de por el oeste, como en las dos rutas anteriores.- En Guercif debemos tomar una carretera que siguiendo dirección sur, y junto al margen del rio Muluya, se dirige hacia las poblaciones de Bourrached y Berkine, estando esta última población flanqueada por las moles del Bou Iblane y del Bou Naceur.- La ruta sigue encajonada entre estas dos cadenas, perfumada por incontables matas de romero (que alcanzan una altura considerable).- En este tramo pasamos junto a los bosques de cedros más orientales y que, como se ha dejado dicho, presentan -sin sotobosque alguno- el aspecto agónico de estar viviendo sus últimos días, a pesar de haberse restringido con alambradas el acceso del ganado, medida -por otra parte- absolutamente inútil (foto izda.).- Al llegar al pié del Tizi Bou Zabel, se toma a mano derecha la subida al mismo (la carretera continúa hasta Inmouzer de Marmucha y Boulemane).- En total son unos 150 km, en los que invertiremos unas tres horas.

COMER Y DORMIR:
En la región, no existe infraestructura alguna de alojamiento, salvo el refugio de Tafferte (foto drcha.), cuyo encargado, Alí, os ofrecerá una colchoneta en una litera de madera, si es que se encuentra allí.- En caso contrario, basta con buscar un buen sitio para colocar la tienda, bien junto al refugio (que cuenta con la ventaja de tener una fuente a unos 100 metros, la única de la zona), o bien en la parte baja del bosque, a la que se puede acceder por diversos caminos de leñadores.- Otro buen sitio para acampar, y preferible si pensáis subir al monte, son los prados al pié del Jbel. Mousa, donde se puden encontrar lugares entre los canchales que hay desperdigados por los prados, protegidos del viento y no visibles desde la carretera.
Tampoco existen tiendas donde aprovisionarse, debiendo adquirir lo necesario en Ribat el Kheir o en Mekeraoua.

El agua, como ya se ha dicho, es escasa, incluso en primavera, debido a la composición caliza del suelo, por lo que hay que aprovisionarse antes, o tirar de la fuente junto al refugio, que tampoco es que tenga un caudal para muchas alegrías.

El Jbel Mousa, desde el bosque de Tamtroucht.-









Ver mapa más grande

3 comentarios:

Jordi dijo...

comentas que en esta zona el Leopardo esta extinguido, pues no!!!! han encontrado una poblacion estable de bastantes ejemplares. Ver:

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=713063&idseccio_PK=1477

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Jordi.
Gracias por la información.-
La población de la que hablan no está ubicada en esta zona, donde ya te digo que hace más de 2o años que no hay indicios, sino en el Alto Atlas central, en las altas mesetas existentes entre Imilchil y la región de Zaouía Ahnesal.- Ya se tenía conocimiento de la presencia de ejemplares en esta zona desde el 2003 (http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/2003/07/22/63763.php), pero nunca se había hablado de más de 4 ó 5 individuos, aunque sí de un par de jóvenes, lo que daba algo de esperanza.- Pero la verdadera bomba de la noticia que mencionas, es la cantidd de individuos en los que tasan la población !!! 30 ejemplares ¡¡¡.- Me parece una noticia excelente.-
Gracias nuevamente.

jose l. sánchez-garrido garcía dijo...

Es un blog extraordinario. Muchas gracias por compartir vuestras experiencias y vuestros conocimientos y de la forma además tan magnífica en la que lo hacéis.
Felicidades!
Jose

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total