Viajar con niños

Dos "avezados viajeros", mascotas en mano, en Amezray (Zaouía Ahanesal- Alto Atlas)


La verdad es que nunca se me hubiera ocurrido escribir consejo alguno sobre este tema, si no es por que hemos observado una importante cantidad de personas que indagan en la red buscando este tipo de información, lo que nos ha llevado a pensar que pudiera existir una cierta preocupación, ocasionada probablemente por el desconocimiento del pais, en muchos padres que desean viajar a Marruecos con sus hijos.- Mis hijos han viajado conmigo desde que nacieron, igual que los de mis amigos y compañeros de viaje (foto superior), y prácticamente han echado los dientes viajando, principalmente por Marruecos, al ser nuestro entorno inmediato.- Quizás por ésto nunca me había parado a pensar sobre las peculiaridades que pudiera suponer viajar a Marruecos con niños, que por cierto, son las mismas que para recorrer cualquier otro lugar, aunque si es verdad que con alguna que otra especificidad.- Por eso, mi primer mensaje es que las precauciones que hay que tomar en estos casos, son las mismas -guiadas por el sentido común- que adoptamos en cualquier otro lugar.- Por poner un ejemplo, en las aglomeraciones cotidianas -centros comerciales, mercadillos, festejos. etc.- procuramos que los pequeños vayan de la mano, o -en todo caso- siempre controlados, para evitar que se despisten y se pierdan; de igual manera obraremos, en los zocos, medinas y lugares similares donde, al desconocimiento del terreno, se une la aglomeración de personas.-

Siempre que se viaja con pequeños, sea cual sea el destino, obviamente se trata de diseñar tanto la ruta como las etapas de modo que sean compatibles con sus necesidades, según la edad que tengan.-

A mi modo de ver, el mayor problema que podemos tener viajando con pequeños por Marruecos, es que se aburran soberanamente.- La principal característica que, en este sentido tiene el pais, es la escasez, cuando no carencia, de infraestructuras y actividades públicas para los niños.- Apenas existen parques infantiles, actividades lúdicas en espacios públicos, parques de atracciones, ni cualquier otro de los "señuelos" que podemos ofrecer a nuestros hijos cuando se viaja por Europa, como contrapartida de un día de pateo por la ciudad viendo monumentos y museos.- En Marruecos los alicientes para los chicos tienen que ser de otro tipo, buscando su interés precisamente en la novedad de las actividades que se van a realizar o de los lugares que se van a ver.- Por ello, la elección de hotel es importante, ya que si éste está dotado de instalaciones infantiles, piscina y otros equipamientos similares, un baño o un rato de juegos puede acabar con el malhumor de los pequeños tras un día de viaje o visitas a lugares carentes de interés para ellos.


Si viajamos por el sur del pais, algo que siempre merece su atención, es el paseo a lomos de dromedario por las dunas, actividad ineludible para ellos y en la que suelen invertir grandes dosis de ilusión, acrecentada cuando recuerdan lo divertido que es jugar con la arena (foto superior).- Otra novedad para ellos, y que les puede tener entretenidos hasta que el cuerpo aguante -lo digo por experiencia- es el hacer "dunaboard" , es decir, lanzarse por las dunas con una tabla (casi todos los albergues en el Erg Chebbi disponen de ellas, precisamente para el uso de los niños).- Eso si, tenemos que controlar la cuestión y elegir la duna apropiada según la edad, ya que los batacazos continuos son inevitables, y forman parte integrante de la diversión, sobre todo si están en grupo (fotos inferiores).











Por otra parte, es conveniente aprovechar el choque y la novedad que para ellos supone un ambiente humano distinto al que están acostumbrados, unos pueblos diferentes, con casas extrañas, gente que viste con ropas raras, burros por las calles, carros, ... y tantas otras experiencias nuevas que irrumpen en ellos modificando y poniendo en la picota muchos conceptos hasta ahora inalterables. En este aspecto, el choque emocional que sienten cuando ven a muchos chavales incluso más pequeños que ellos, cuidando ganado, acarreando borriquillos cargados de leña y realizando cualquier otra dura labor puede ser en algunos casos importante, por lo que es muy conveniente llamar su atención con explicaciones sencillas del modo de vida y su razón de ser.- Esta táctica también puede servirnos para hacerles más llevadera -y en algunos casos hasta interesantes- las visitas a los Ksur, las kasbahs o las pequeñas casa-museos privados que existen en algunas zonas rurales.- En este contexto de tratar de atraer su interés por lo novedoso y distinto, y aprovechando el atractivo innato que los niños sienten por disfrazarse, el simple hecho de ponerse un turbante será también un motivo de ilusión para ellos (foto inferior).-


Si decidimos aventurarnos por las regiones montañosas del pais, donde la infraestructura de hospedaje se circunscribe a albergues y gîtes mas o menos espartanos, debemos de ir provistos de sacos e informarnos de si disponen de agua caliente, ya que no en todas ellas se encuentra este "lujo".- Si los chavales tienen espíritu "campero", disfrutarán de lo lindo, y situaciones como tener que dormir en el saco, puede convertirse en una auténtica ilusión (foto izda.: los gusiluz).- Por contra, para los de espíritu urbano puede suponer un suplicio pasar varios días en estas condiciones.-

Un aspecto que suele preocupar a los padres en estos casos, es el de la cobertura sanitaria.- A este respecto hay que señalar que en las poblaciones importantes existe siempre un hospital, mejor o peor dotado -más tirando hacia lo segundo que hacia lo primero-, donde atienden a todo el mundo a precios asequibles.- En las regiones rurales no es fácil encontrar un médico, pero si existen dispensarios con sanitarios para una emergencia.- En las grandes ciudades y poblaciones importantes, encontramos clínicas privadas mucho mejor equipadas que los hospitales, pero también mucho más caras, y que son las que tienen firmados los contratos de coberturas con las entidades aseguradoras.- Por ello, recomiendo que, para cubrir cualquier incidencia, si viajamos con niños, se contrate un seguro de asistencia sanitaria en viajes.- En cuanto a farmacias. encontraremos en cualquier población medianamente importante, estando, por lo general, bien surtidas, si no buscamos un medicamento muy específico.

Ah!, se me olvidaba un último consejo: si a vuestros hijos no les gusta el tagine o el cus-cus, os veo buscando un Mcdonalds desesperadamente o preparando unos espaguetis o un arroz blanco con tomate con el camping-gas en la habitación del albergue o del hotel.

8 comentarios:

Ancksu dijo...

Hola: ¿Que documentos te piden de los niños para pasar a marruecos? Soy madre soltera pero mi hijo tiene su padre, he buscado por la red pero las respuestas son confusas. Unos dicen que con su pasaporte, libro de familia y sentencia judicial (en la que yo tengo la guardia y custodia)es suficiente y otros dicen que hay que llevar autorización del padre además de los documentos.Gracias.

FERNANDO ALONSO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Ancsu. Perdón por la demora, pero estamos de vacaciones y hasta ahora no hemos visto el comentario.

La verdad es que no conozco los pormenores de tu caso, solo te puedo decir que mi hermano ha viajado innumerábles veces con sus hijos y sin la compañía de su esposa y los gendarmes nunca se han preocupado de su estado civil, y, por supuesto, de si su esposa prestaba consentimiento al viaje de los niños. Con el pasaporte en principio debería valer para todos los casos, y creo que para el tuyo con el libro de familia y la sentencia es suficiente (si no le deberías pedir permiso al padre para cada movimiento que hagas, y no me parece lógico)

Un saludo

juan carlos dijo...

Muchas gracias por la informacion.....a mi hijo tambien le han salido los dientes viajando.En esta ocasion nos vamos 4 dias a Marrakech,le propusimos quedarse con la abuela,pero el con 7 años a dicho que no......asi que los tres a Marruecos....

raquel dijo...

Hola, tenemos billetes para viajar a Marrakech con nuestro hijo de 6 años, y bueno, aunque ya hemos viajado bastante con él, y por eso le conozco bien para saber que en la ciudad, pasada la novedad de la plaza Djemaa el-Fna, sé que no me va a aguantar mucho rato ni compras por el zoco ni visitas a madrasas y palacios, con lo que unas horas en Marrakech nos valen (vamos, que el plan de riad romántico en la medina y tal no es el nuestro)... Así que queremos ir al desierto, y él está encantado. El problema que tenemos, para el que te agradeceríamos que nos ayudases dado lo poco que encontramos sobre viajes con niños a Marruecos, es el recorrido más recomendable (sabemos que serán muchas horas en coche) llegando un miércoles a las 10 de la mañanana a Marrakech y cogiendo un vuelo 4 días después (sábado) a las 18:30. He contactado con alguna agencia local y me sugieren día 1: aeropuerto Marrakech-Dades/ día2: Dades-Merzouga/ día 3: Merzouga-Marrakech/ día 4: Marrakech a nuestro aire hasta la salida del avión, pero a mí me parece que esta zona está muuuy lejos. ¿Es menos paliza ir a las dunas de Chegaga? Lo digo porque en las agencias, cada uno "tira" para su zona de influencia...
Perdona por el ladrillo y muchas gracias por adelantado por tu interés,
Raquel

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Raquel.
Perdona la taranza, pero no te he podido contestar antes.
Efectivamente, es mucho tute de coche, sobre todo el último día, que hacéis en una sola etapa lo que de ida habéis hecho en dos.- Son 1.200 km. entre ida y vuelta, aproximadamente.-Prepárate para tres buenos días de coche, los dos primeros de al menos 6 horas (el segundo algo menos), pero supongo que haciendo paradas en los sitios (Ait Benhadou, Ouarzazate, Skoura , Dades y Todra), aunque no para mucho más que tirar la foto, por lo que llegaís al hotel tarde.- El último día calcula al menos 10 horas, salvo que el conductor sea un máquina.-
La alternativa del erg Chigaga supone únicamente alrededor de 100 km. menos (200 entre ida y vuelta).- Las dunas no son tan espectaculares, pero como contrapartida, es más tranquilo que el erg Chebbbí (menos gente), y recorres entero el valle del Draa.-
En resúmen, a la hora de elegir, déjate llevar por lo que más te gustaría ver, ya que -en el fondo, y siempre pensando desde la perspectiva del pequeño-, las palizas de coche están aseguradas por una ruta y por otra.-
Un saludo.

raquel dijo...

Muchas gracias, Pablo, una agencia me ha propuesto que el día 3 hagamos noche intermedia, Merzouga-Ouarzazate y el día 4 Ouarzazate-Marrakech y con suerte, parada en la plaza Djemaa el-Fna y directos al aeropuerto... No creo que sean comparables los "entornos", pero los inviernos nos pegamos unas buenas palizas Madrid-Pirineos para llegar a la nieve, así que rescataremos los juegos para este viaje!
Lo dicho, muchas gracias y a la vuelta te contamos.

Candela Vizcaíno dijo...

Nosotros hemos dejado estas ideas... No sé si te gustarán. Te dejo el link por si te interesa echar un vistazo http://www.viajesaristocraticos.com/2014/02/vacaciones-familia-marrakech.html ¡Saludos!

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Gracias, Candela, por la aportación. Un saludo

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total