Alfarería


La alfarería marroquí es excepcional. Se cuece en todo el país, pero las zonas con una producción mas afamada son el Safi, Fez y Meknes, y el Rif. En cada una de ellas las técnicas son diferentes.

En el norte del Rif y Yebala la alfarería se caracteriza por su pragmatismo. Las piezas son escasamente decoradas y siempre del color rojizo natural del barro. Se moldean sobre todo enseres de cocina: vasijas, ensaladeras, cántaros de agua, ánforas, y utensilios para la coción de alimentos. En Fez y Meknes el artesanado en barro es menos basto... mejor dicho, mas refinado. Por último, es Safi el feudo de la alfarería marroquí, donde han transformado el barro en todo un arte, con infinidad de colores, motivos y formas diferentes., aunque en la actualidad la producción artesanal en la llamada "Colina de los Alfareros, es muy escasa estando en manos de las grandes industrias alfereras de la ciudad nueva. (foto inferior: alfarero de Safi.)

Por descontado, el producto estrella es el tagine. Pocos turistas regresan a casa sin uno en su maleta.

No hay comentarios:

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total