Cañón del Joro




Una buena opción para pasar la mañana si pernoctamos en Agouti en nuestra ruta por el valle de Bou Guemez es acompañar al rio que da nombre al valle en su tortuosa salida del mismo hasta su unión con el Oued Lahjdar, descendiendo el cañón del Joro. Si podemos contar con dos vehículos es conveniente, al igual que en cualquier otro descenso de cañones, dejar un transporte al final del recorrido. En este caso dejaríamos uno de los coches junto al puente de Aguersif en la pista que se dirige al valle de Bou Ouli, cuyo desvío se encuentra a poco mas de 5 km de Agouti en dirección a Azilal. El puente en cuestión está a unos 3 km. del comiezo de la pista, que estaban arreglando y ampliando (abril/08), tras una fuerte bajada, desde la que podemos contemplar el cañón desde una perspectiva bastante elevada (foto del encabezado).- Es conveniente dejar preparados en el coche calzado y ropa secos, pués regresareis empapados.


Una vez estacionado el primer vehículo volvemos en dirección a Agouti, para dejar el otro en la pequeña aldea de Tighouzat, primer pueblo de Bou Guemez 3 km. antes de Agouti, y que queda ligeramente oculto de la carretera, al situarse junto al rio, en un plano inferior a aquella (foto izda.). Ya a pie, atravesamos las dos o tres filas de casas que hay hasta el encajonamiento del río, y nos dirigimos a su cauce… hay un sendero , pero la pendiente no es muy pronunciada y con un poco de agilidad se baja casi por cualquier sitio. Una vez en el río, lo atravesamos por un espartano puente de madera y la vereda continúa por la margen izquierda hasta que se ciega. A partir de este punto tenemos dos opciones, o bien caminamos por los laterales del río hasta que sea necesario vadearlo y repetimos esa operación decenas de veces, o bien caminamos en todo momento por medio del cauce, mas entretenido, aunque no siempre es recomendable hacerlo, dependiendo del caudal.

Uno o dos kilómetros después del primer vadeo nos metemos de lleno en el interior de la garganta, con una anchura media de unos 10 metros y el río completamente encajonado, pasando debajo de un imponente puente natural de piedra. El tramo tiene unos 500 metros y casi al final del mismo, cuando intuímos que se vuelve a abrir el cauce, encontramos el único paso de dificultad. Se trata de un pequeño pero incómodo rápel de unos 12 metros sin equipar, dividido en dos saltos. Hay una roca franca de 1 metro de perímetro donde pasar la cinta americana o bien directamente la cuerda en el caso de que no queramos abandonar material. Realizar el descenso sin el material apropiado para el rápel puede ser posible, dependiendo del caudal, destrepando un par de metros a la derecha de la cascada, pero nunca dejará de ser temerario. Lo mínimo: 30m de cuerda, los arneses y los ochos. Recomendable 2m de cinta americana y un mosquetón a abandonar.


Una vez superado este último tramo el cañón se abre y continuamos nuestro camino por un sendero por la margen izquierda del río, entre pinos (foto drcha.), durante 1 km mas o menos, hasta llegar al puente de Aguersif, situado inmediatamente antes de que el rio Bou Guemez una sus aguas a las del rio Lahjdar, proviniente del valle de Bou Ouli.- Allí nos espera el primer vehículo y la ropa seca, si hemos sido previsores.(foto inferior.)


Debemos prever unas 2-3 horas para completar el recorrido. Pese a lo que pueda parecer por la altura a la que nos encontramos, el agua está a una temperatura perfectamente soportable (de primavera a otoño), por lo que considero ridículo utilizar los neoprenos… unas botas de trecking a las que no tengamos mucho apego (las empaparemos completamente) y un chándal son buena indumentaria.

Ni que decir tiene que la excursión es recomendable aunque no vayamos a realizar el rápel, volviendo por nuestros pasos tras llegar al mismo, ya que el valor paisajístico de este enclave es lo mas interesante del camino, independientemente de que lo afrontemos como una actividad deportiva.

En las distintas guites de Agouti podéis agenciaros un guía si lo considerais necesario. Muchos de ellos son guías oficiales titulados en la escuela de Tabant.

Tras realizar esta pequeña excursión es interesante completar la jornada con la visita a los grabados del Tizi´n Tirguist, a algo más de dos horas en coche desde el puente, con tramos de pista dura, especialmente los últimos 6 km.

COMO LLEGAR, COMER Y DORMIR: Ver entrada del Valle de Bou Guemez

Lamentamos no ofrecer fotografías del cañón in situ, pero no llevamos la cámara fotográfica por cometer el error de no prever un bote estanco

No hay comentarios:

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total