LOS LAGOS TISLIT E ISELI


En la Foto: Lago Tislit

Los lagos de Imilchil, el Tislit y el Iseli, son dos de los cinco lagos (aunque no todos permantes, como el Izourar) que se distribuyen a lo largo del Alto Atlas.- Están situados al norte de Imilchil, en una amplia planicie endorreica denominada "Plateau des Lacs", a unos 2350 m. de altura.- A pesar de estar ubicados en el corazón de la cadena, son lagos que podríamos denominar "abiertos", es decir, aunque están rodeados de montañas, éstas no se elevan bruscamente a gran altura sobre los mismos, sino que conforman más bien un paisaje de colinas desoladas, ancho y abierto, en el que se enmarcan las manchas azules de los lagos como notas discordantes entre las tonalidades ocres y violáceas que dominan la vista.- Esta es una característica exclusiva de estos lagos que no comparten con los otros de la cordillera, que sí se adecúan más a la idea que tenemos de lo que es un lago de alta montaña, como el Ifni y el Izourar, rodeados de cimas que se elevan a pico desde sus orillas en un desnivel de más de mil o dos mil metros.-


El lago Tislit se sitúa a escasos 5 km al norte de Imilchil junto a la carretera de El Khiba y Aghbala. Es el más pequeño, y cuenta con algo de vegetación en sus orillas, principalmente cañaverales y diversos matorrales, y algunos chopos plantados en los últimos años a su alrededor.- En la orilla mas cercana a la carretera, y junto a la masa más amplia de árboles, se encuentra un pequeño albergue.-


Del lago Tislit parte una pista que llega tras un recorrido de 8 km al otro lago, el Iseli.- Éste es bastante más grande que el anterior, de forma casi redonda y con un aspecto más desolado y yermo, debido sobre todo a la práctica ausencia de vegetación en sus alrededores, lo que le confiere una imagen un tanto "lunar". En la orilla más alejada del lugar al que se accede al lago, podemos distinguir una pequeña aldea de pastores. Los juegos de reflejos de las colinas circundantes en sus aguas calmas que parecen espejos, crean estampas realmente bellas.- Puedo asegurar que un baño en sus limpias aguas es una experiencia reconfortante, aunque en este caso es conveniente elegir una zona con talud, pues de los contrario tendremos que andar bastante hasta podernos zambullir completamente, y los momentos críticos es mejor pasarlos rápidamente, ya que el agua no está precisamente "climatizada".



No es conveniente acercarse mucho a las orillas con los vehículos, ya que, si el piso está húmedo, se convierte en un barrizal y es fácil quedar atrapado.











En invierno esta tal como veis en la foto del encabezado, y la pista que une los dos lagos es impracticable, al igual que en época de lluvias, cuando se anega gran parte de la llanura, pero como son 8 km es factible visitar el lago Iseli a pie. En primavera y verano los lagos se llenan de aves acuáticas, principalmente Garzas reales, Fochas y diversos tipos de ánades. (foto izq). En verano el paisaje es árido, como en el resto del Alto Atlas. En la foto derecha, el lago Iseli en verano.

En el trayecto entre ambos lagos encontraremos numerosos rebaños aprovechando los ralos pastos que se desarrollan en las partes más bajas de la llanura, así como un pequeño poblado de pastores, que cuidan de todas las cabras y ovejas de la región (foto drcha.). Allí el pastoreo es una profesión, y al pastor solo le pertenecen unos pocos ejemplares de su rebaño... el resto son de vecinos que le encargan la custodia.

Una leyenda, con claros tintes shakesperianos explica el origen de los lagos.-Cuenta que hubo una época en que se secaron las fuentes de toda la región, salvo las de Imilchil, por lo que dos fracciones de los Ait Haddidou, enfrentadas entre sí y en continuas disputas, los Ait Yazza y los Ait Brahim, decidieron concertar una tregua mientras durase la situación, y alternarse la aguada; así, por la mañana se abastecerían los Ait Yazza, y por la tarde, los Ait Brahim.- Pero un día, una muchacha de los Ait Yazza se retrasó, y coincidió con un mozo Ait Brahím, y sucedió lo que sucede en todas las leyendas: que se enamoraron perdidamente.- La oposición de ambas familias a aquella unión, como si de Capuletos y Montescos se tratara, originó tal desdicha en los amantes que las lágrimas salieron incontroladas y dieron origen a ambos lagos, que desde entonces llevan sus nombre: Tislit (la novia en thamazig) e Iseli (el novio -foto inferior-).- Las familias, asombradas de la fuerza y la sinceridad de aquel amor, permitieron su unión.-



Otra versión, con final mucho más digno, por lo trágico, del dramaturgo británico, es la que narra como los amantes, Romeo y Julieta en versión bereber, ante su desesperación, se lanzaron a los lagos y murieron ahogados cada uno en uno de ellos.- Las familias, arrepentidas, recapacitaron y permitieron a partir de ese momento la unión de parejas de ambas tribus. Desde entonces, cada año, todas las fracciones de la Tribu Ait Hadidou se reunen antes de la estación nival en las cercanías de Imilchil para celebrar un gran Mousem que concluye con una gran boda colectiva (ver entrada MOUSEM DE IMILCHIL)

LLEGAR: 5 km desde Imilchil en la carretera hacia El Ksiba.
COMER Y DORMIR: Ver entrada: Imilchil


Ver mapa más grande

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total