Alojamientos

Hotel Central en Midelt


Lo primero que hay que tener presente a la hora de buscar alojamiento en Marruecos es que la denominación "hotel" tiene una acepción muy amplia, y sirve para designar a cualquier tipo de alojamiento, desde los más sencillos y míseros hasta los más lujosos.

Un tópico sobradamente extendido por los viajeros establece que Marruecos es un país donde es muy barato alojarse. Lejos de toda realidad, si tomamos como baremo la relación calidad/precio, ciertamente dormir en Marruecos puede resultar mas caro que en España. Eso si, en España está prácticamente erradicada la posibilidad de cutrez, siendo casi una utopía conseguir pensiones por menos de 10 euros la noche... en Marruecos si es posible. Es ésta y solo ésta -la posibilidad de bajar hasta donde uno quiera el listón de las exigencias- la razón por la que puede hacerse un viaje barato. Si esperamos las mismas comodidades que en España, preparad la billetera igual que lo haríais aquí.
.
Efectivamente, si no somos maniáticos y bajamos nuestras pretensiones al mínimo alojarse puede ser muy económico. Eso si, cada establecimiento y cada viajero son un mundo y la higiene de un lugar depende también de los ojos que la juzguen. Nosotros nunca hemos sido muy exigentes, entre otras cosas porque sabemos que la sencillez no está reñida con la decencia, pidiendo únicamente limpieza y trato amable a los hoteles, pero es de justicia reconocer que, para las personas escrupulosas que vayan con un presupuesto ajustado, dormir puede representar una cruz en el viaje. Metiéndome en peligrosas subjetividades, a mi modo de ver un hotel que cueste entre 150 y 200 dh la noche (por persona, media pensión) debería garantizar un mínimo de decencia (mi mínimo). Por 300 ó 400 dh, también por persona y MP, se encuentran muy buenos hoteles.

Ahora bién, todo lo anterior supone una generalización que tampoco es aplicable en todo momento, y hay que matizar bastante .- Siempre hay que tener en cuenta que el precio tampoco es sinónimo de calidad y comodidad, y del mismo modo que no es dificil encontrar hoteles sencillos, limpios, agradables y con un ambiente cordial y familiar por menos de 200 dh (media pensión), tampoco es una excepción encontrarse con hoteles de varias estrellas donde el trato es huraño, las habitaciones no han visto una gota de lejía en años y te quedas pegado en la bañera, todo ello por el módico precio de 500 ó 600 dh la habitación doble, sin desayuno ni gaitas. - Por otra parte, podemos encontrarnos con hoteles que son auténticos palacios , con más de una hectarea de jardines, piscinas y una cocina extraordinaria, por menos de 500 dh la MP (foto inferior: Hotel Riad Hida, en Oulad Berhil, un auténtico palacio por 450 dh en abril/09).- Mi consejo es que, sea el establecimiento que sea, y tenga la pinta que tenga, nunca os decidais sin ver primero las habitaciones y, sobre todo, los sanitarios, máxime si éstos son comunes.




En 2004 salió una ley que regulaba el sector, clasificando los establecimientos por categorías y estableciendo criterios objetivos para la denominación de los distintos tipos de alojamiento, exigiendo unos mínimos para cada una de ellos... pero dicha ley, como todas aquellas que se elaboran sin tener en cuenta para nada la realidad del pais, quedó muy bonita escrita en un papel, pero es de imposible aplicación por lo que prácticamente acabó siendo papel mojado. Podemos encontrarnos albergues majestuosos, con comodidades equivalentes a un hotel de cuatro estrellas y también pútridos, que no les llegan a la suela de los zapatos de muchas gites. Por eso no hay que fiarse demasiado de como se autodenomine el negocio. Por otra parte, en múltiples ocasiones los términos Kasbah, Ksur, Riad, etc están incluidos en el nombre del establecimiento, no guardando en muchos casos relación alguna con dichos términos, ya que se añadieron al nombre como reclamo turístico. Con escasas excepciones, los hoteles o albergues en forma de kasbahs son contemporáneos y de hormigón con un revestimiento de adobe.

Campings: Hay unos pocos limpios, con árboles en los que cobijarte del sol, con sanitarios decentes e incluso con piscina y otros equipamientos. Desgraciadamente no es esa la norma general. El típico camping marroquí es un descampado, rodeado de un muro de adobe de dos metros de altura, donde tienes que retirar piedras durante 10 minutos de la zona donde se quieras plantar el chiringuito, donde te abstienes de hacer tus necesidades y donde no hay agua caliente en las duchas -si existieran-. Por supuesto no tienen agua ni luz en las parcelas. Eso si, sus precios son muy accesibles, rondando como media 20dh por persona.

Existen alternativas a los campings para los que viajen con escasos recursos. La mas barata es la acampada libre, que no tiene restricciones en todo el país. El inconveniente es que debemos ser cuidadosos y acampar en un lugar donde no nos vean, desviándonos varios kilómetros de la carretera o la pista y siempre lejos de poblados. Digo esto no porque podamos correr algún peligro, ni mucho menos, sino porque de lo contrario nos arriesgamos a que vengan decenas de personas a observarnos casi como si estuvieran viendo la tele y niños a pedirnos stilos y bombons... y eso lógicamente violenta un poco (por mucho que nos escondamos, es algo de lo que nunca estaremos a salvo). Otra alternativa: los albergues suelen ofertar con tarifas competentes el dormir en las tarbas del comedor, en la azotea, o en jaimas, con la ventaja de poder hacer uso de las duchas.
.
Hoteles: Son los establecimientos con clasificación oficial, entre una y cinco estrellas. Como dije antes, no se puede hacer una correlación con las estrellas de los hoteles de España y un dos estrellas puede no tener baño en la habitación. Al margen de lo anterior, la clasificación no solo depende del ministerio de turismo, sino que los delegados provinciales también imponen su criterio, y esto se traduce en que lo que es tres estrellas en Midelt sería una estrella en Marrakech. Los hoteles a los que recurren los viajes organizados por touroperadores tienen la mayoría un muy buen nivel de confort, por lo que si el viaje lo tenéis contratado por agencia no deberíais preocuparos, aunque es conveniente no contratar media pensión en ellos, ya que la comida suele ser de escasa calidad y a precios abusivos -no siempre-

Riads: Un Riad es en realidad un patio de forma mas o menos cuadrada rodeado por diferentes habitáculos. En muchas ocasiones, los riads formaban parte de un palacete y era el lugar idóneo para recibir a las visitas. Marrakech fue la pionera en reformar este tipo de construcciones (casi todas datan de finales del XVIII - principios del XIX) y transformarlas en encantadores hotelitos, idea que se exportó a Fez, Meknes, Rabat, etc. Se emplazan dentro de las medinas, lo que tiene sus ventajas (buena situación para las visitas, encanto, posibilidad de sumergirnos en sus quehaceres diarios, etc) e inconvenientes (difícil acceso, ruido, pestilencia, chipichangas, etc). Suelen tener precios altos en comparación con otros establecimientos de su mismo nivel de confort, pero los propietarios saben que el folclore se paga -ciertamente la decoración de algunos riads es espectacular-. Eso si, para los que os decidáis por estos alojamientos, no creáis que reflejan la vida marroquí... casi nadie los alquila para vivir. A pesar de eso, la bella ornamentación que presentan muchos de ellos puede hacernos creer en otra época. Marrakech está desbordada de Riads... se calculan ocho centenares. Los hay baratos, pero tendreis que buscar un buen rato si quereis pagar menos de 1000 dh por una habitación.

Albergues: Su definición original era la europea, pero actualmente en muchos lugares del sur marroquí se emplea como sinónimo de Hotel. Los hay de extrema simpleza y de auténtico lujo, pero como son establecimientos sin clasificar no los podremos distinguir sólo por el nombre. Únicamente existen una decena de albergues "reales" (los albergues juveniles, que te hacen descuento con el carné de alberguista) repartidos entre las mayores ciudades.

gîtes d´tape: Fueron un invento del reino de Marruecos para fomentar el turismo rural -fundamentalmente senderistas- en zonas donde la construcción de un hotel no fuera rentable por la escasa afluencia de viajeros. Consistían originariamente en casas particulares -habitadas por los regentes- que tenían habilitada una o varias estancias para alquilarlas a los turistas, y que tenían unas comodidades mínimas cono colchonetas, mantas y un WC. Preparaban comidas si se solicitaban con antelación y podías disponer de la cocina si lo precisabas. Hoy en día siguen existiendo gîtes con estas características, pero la mayoría se han transformado en Albergues en toda regla... En una gîte que se precie el propietario os invitaría a comer en su mesa, no habría mas de 3 o 4 habitaciones, no cobría mas de 80 dh por persona incluida la cena, etc.

Alquiler vacacional: Muchos propietarios de viviendas las alquilan por días a precios que son muy ventajosos para ambas partes. El precio depende de la situación de la vivienda, de su acondicionamiento, de su extensión y de vuestra habilidad negociadora, comprendiéndose entre los 300 y los 1000 dh/día para una casa con capacidad para 8 personas. Este tipo de alojamiento está muy extendido en la costa atlántica, sobre todo en Essaouira y en Asilah, donde hay multitud de intermediarios al acecho en los parkings que se llevan una comisión por alquilarnos la casa llave en mano (al loro, muchos querrán cobrar la comisión por ambas partes, y no teneis la obligación de darles nada... el 20% que recibe de los propietarios es un pastón si alquila 2 o 3 al día). El inconveniente de este tipo de alojamiento es que se efectúa en dinero negro -no siempre-, por lo que ante cualquier percance no hay donde ampararse. Existen agencias de alquiler por internet en las que alquilas legalmente, pero el precio se sube a la parra, pudiendo ser hasta el doble.

Casas particulares: En rutas de treking de varios días, si no queremos acampar no hay mas remedio que recurrir a la hospitalidad de la gente. Tradicionalmente los países islámicos han sido muy hospitalarios, ya que es una ley coránica atender al peregrino -al peregrino que va a la Meca, pero se extrapola a todos los viajeros-, por lo que antes de que lo solicitemos alguien se ofrecerá a introducirnos en su casa y darnos lo mejor de lo que dispone. No hace mucho estaba muy mal visto ofrecer algo a cambio de su amabilidad, pero hoy en día la hospitalidad ha inflaccionado, y es muy frecuente que esperen algo a cambio, cosa que deberéis descifrar de sus comportamientos al despediros. Aunque depende de cada caso, si esto sucede podéis tener como referencia el precio de una gîte (70 dh/persona) si además de su suelo alfombrado y cinco teteras nos han ofrecido una suculenta cena.

12 comentarios:

Maria Flores Holgado dijo...

Enhorabuena por el blog. Me gustaria saber si se puede dormir en las gasolineras de la autopista que va hasta Agadir ya que vamos en una furgoneta que tiene un techo elevadizo y probablemente tendremos que hacer al menos una noche en el camino...(vamos con dos niños pequeños y no aguantaran el tirón)
Gracias

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola María.

Las áreas de servicio de las autopistas en Marruecos están muy bien equipadas y son zonas bastante seguras. No creo que tengas ningún problema. Precisamente, ese tramo entre Marrakech y Agadir es el único que no he hecho de toda la red de autopistas, pero supongo que tendrá el mismo equipamiento que las demás.

Un saludo y buena ruta.

Sergio Formoso dijo...

Veo que te lo ha dicho mucha gente y creo q es verdad, un excelente trabajo. Este mes me voy a Marruecos de viaje y estoy encontrando mucha información útil.

Maria Antonia Fernandez Marchena dijo...

Hola! Me llamo Marian y tengo un pequeño blog donde tengo una sección sobre viajes. Esta semana la ciudad que nos toca es Marrakech y con tu permiso me gustaría usar algunos de los contenidos de tu blog. Podría el enlace directo a él y te nombraría como autor de la información de coja.

Te dejo aquí un enlace para que veas como van estos post
http://50crisis.blogspot.com.es/2014/07/agarra-las-malestas-nos-vamos-paris.html

Muchas gracias

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola María Antonia.

Ningún problema.
Un saludo

cristina dijo...

Hola Pablo! ando preparando mi segundo viaje a Marruecos, esta vez con mi marido colombiano, y encontrar tu blog ha sido lo mejor que me podía pasar. Admiro a gente que como tu comparte toda esa información y le dedica tanto tiempo a un blog tan completo como el tuyo. en fin, un regalo para los que como yo pasan de lonely planet. Y ahora te hago una consulta, a ver si me ayudas con la decisión. en principio quería llegar a Marrakech y después de dos días salir de allí en coche hacia Ouarzazate, y enseñarle a mi marido la ruta de las kashbas. A partir de ahí tengo muy claro el viaje (Seguir hacia Agadir y llegar a Essaouira)
Ahora bien, veo una segunda ruta saliendo de Marrakech, que llega a Ouled Berhil pasando por Tameslouht y por el parque nacional de Toubkal..... es una carretera denominada R203....
Que me puedes decir con respecto a esa ruta? la carretera es mas o menos conducible? y aunque obviamente comparar es pésimo, cual de las dos rutas preferirías tu? yo la de Ouarzazate ya la conozco(2004) y de ahí me tire para el desierto. En esta ocasión, aparte de descansar unos días en la costa atlántica pretendo que mi marido respire un poco del ambiente rural del país.... gracias y un abrazo

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hola Cristina.-
Me alegro de que te guste el blog.
La carretera que dices es la del Tizi-n-Test, y le tengo dedicado un artículo en el blog a esa ruta http://viajarpormarruecos.blogspot.com.es/2008/12/el-tizi-n-test.html .- Es una de mis preferidas, con unos paisajes magníficos y varios puntos de interés, como las kasbahs Goundafi de Ijoukak y la Mezquita de Tin mal http://viajarpormarruecos.blogspot.com.es/2010/01/la-mezquita-de-tin-mal.html .-

La ruta está en general en buenas condiciones, con tramos perfectamente arreglados (hasta Ouirgane), y otros algo peores. El peor tramo está en la bajada del puerto hacia Ouled Berhil, que es tam,bién uno de los más espectaculares.

Entre ésta y la ruta del Tizi-n-Ticka (que es la que dices hacia Ouarzazate), yo prefiero ésta, con muchísimo menos tráfico y más espectacular.

Espero que te sirva la información.

Un saludo

anarresti dijo...

Mira, no es necesario que publiques estas líneas. Sigo recorriendo (te envié algunas preguntas) tu blog y cada vez me parece mejor. Solo una vez he encontrado algo tan útil como tu blog, y es una guía para Turquía que te menciono por si te interesa: http://www.turkeytravelplanner.com/index.html. Yo por mi parte tengo un modesto sitio de viajes, www.estuvimos.com.ar, y a mi regreso a casa (Argentina) me gustaría citar partes de tu blog como complemento a lo que escriba. Desde ya lo haría con el correspondiente link. Un abrazo y nuevas felicitaciones.

Génesis Barrios dijo...

Hola!! Quería saber si en el apartado de alojamiento en casas particulares lo comun es que te ofrezcan dormir en el suelo? Es recomendable llevar saco de dormir si te planteas esa opcion para algun dia? Tengo pensado un viaje de 16 dias por marruecos y no quiero dejarme mucho dinero en el alojamkento. Gracias!!!

PABLO MUÑOZ CARBALLEDA dijo...

Hoka Génesis

Si piensas ir por zonas rurales, sobre todo Atlas, el saco es siempre recomendable. Nosotros lo llevamos siempre.- En estas zonas, sus habitantes suelen dormir en colchonetas o en el suelo sobre alfombras, y te ofrecen lo que tienen.- En muchos albergues y gîtes la comodidad en el dormir se reduce a una colchoneta, por lo que llevar el saco siempre te garantiza un plus de comodidad.-
Un saludo.

Ignacio Iturrarte Pérez dijo...

Hola Pablo y Fernando,
Lo primero, enhorabuena por el blog. Una pasada de trabajo, un blog de gran utilidad.
Somos un grupo de amigos que estamos planeando un viaje de 9 días por Marruecos. Somos nueve personas, llegamos el Marrakech el 20 de agosto al mediodía y el 29 volvemos a España desde la misma ciudad (el avión sale a las 18:00). El día 21 cogemos una furgoneta y recorremos el país.
Por un lado, quería consultar con vosotros la ruta que tenemos pensado y, por otro, quería pediros consejo sobre el alojamiento.
La ruta que tenemos en mente sería:
- Día 20: visita a Marrakech.
- Día 21: mañana en Marrakech y salida a Essauira.
- Día 22: mañana en Essauira y salida a El Yadida, parando por el camino en Oualidia (o cualquier otro sitio que se os ocurra).
- Día 23: mañana en El Yadida y salida a Fez.
- Día 24: día en Fez.
- Día 25: salida a Merzouga (a ver si nos podéis recomendar sitios para ver durante la larga ruta =D).
- Día 26: día en Merzouga.
- Día 27: salida a Uarzazate, viendo las gargantas del Todra y Dades.
- Día 28: mañana en Uarzazate y salida a Marrakech.
- Día 29: mañana en Marrakech y vuelta en avión a las 18:00.
¿Cómo lo veis? ¿Factible? Si es así y creéis que nos falta algo, proponed lo que queráis. Si, por el contrario, os parece demasiado, ¿qué otra ruta podríamos seguir?
En cuanto al alojamiento, como os decía, somos nueve chicos, jóvenes (23 años), con una furgoneta y dispuestos a plantar un campamento en cualquier lado. No somos exigentes en cuanto a las condiciones de albergues, campings, hostales y demás. Solo nos falta saber cuáles nos pueden venir bien para cada noche.

Muchísimas gracias de antemano y, una vez más, enhorabuena por vuestro blog :D
Un saludo!
Ina

ana sarcone dijo...

Yo he recorrido el norte de Marruecos en tren y se viaja muy bien y es económico. Además de muy interesante.

Creative Commons License
.

Páginas vistas en total